l día del niño se celebra en nuestro país el 15 de abril. Se trata de una fecha muy especial, pues cede el protagonismo en las nuevas generaciones.

Los hombres y mujeres del mañana se empiezan a hacer en casa. Por esto, el espacio en que se desarrollen debe ser tenido muy tenido en cuenta. Son muchas las horas que pasarán en su dormitorio, el cual tienen como su lugar en el mundo.

En lo que a diseño de este espacio se refiere, existen tendencias para crear habitaciones que inviten a los más pequeños a jugar, que estimulen su imaginación sin olvidar su función principal que es la de que puedan descansar y recuperar esa energía.

Y todo esto en preciosos espacios, acogedores y modernos, que puedan ser los más adecuados para niños y niñas. ¡Al fin y al cabo, es la estancia en la que más se sueña!

Para inspirar, hoy queremos mostraros cinco cosas a tener en cuenta para que te inspiren a la hora de decorar dormitorios para los peques de la casa. Atentos:

 

La magia de los colores

Los colores no son exclusivamente una cuestión de estética. La influencia en el estado anímico está psicológicamente comprobada. A los más pequeños les ayuda a despertar la imaginación y son un aspecto fundamental para su desarrollo.

Colores vivos y variados sería lo más adecuado, teniendo en cuenta también cuáles son los que más les motivan personalmente.

 

Las formas

Las formas son, junto a los colores, otro de los pilares básicos para fomentar la creatividad. Los niños pueden jugar e imaginar historias absolutamente con cualquier cosa que esté a su alrededor. Unas líneas, unos círculos o figuras geométricas situadas en armonía romperán cualquier límite a su imaginación.

 

La luz, componente imprescindible

Si hay algo que nos afecta a todos de manera directa, es la iluminación. En el caso de los peques, esto se acentúa ya que hablamos de la luz en el escenario donde se desarrollan sus juegos y su día a día. Dejar entrar lailuminación natural y colocar la artificial correctamente puede ayudar, y mucho, a nuestros hijos.

 

Aprovechar el espacio al máximo

Habitualmente la habitación de los niños suele ser de tamaño medio o pequeño. Por esto, aprovechar el espacioresulta muy importante. Hoy en día, los muebles infantiles y juveniles aprovechan cualquier hueco para que puedan guardar su ropa, juguetes, cuadernos, lápices, etcétera. Los cajones son el compañero omnipresente para que la habitación pueda sacar lo mejor de ellos.

 

En las pequeñas formas están los detalles más grandes

Una de las formas en las que hacer que se encuentren mucho más a gusto es darle a la habitación la esencia de su personalidad. Los textiles, los motivos de la decoración, los colores… Todo suma para que sientan esa estancia como algo suyo, como su castillo particular.

Edredones, cojines, vinilos… Hay tantas formas de decorar una habitación infantil como niños y niñas hay en el mundo.

Déjales que opinen, que expresen sus gustos, sus pasiones. Ellos, mejor que nadie, pueden guiarte para conseguir una habitación única llena de inspiración.